En qué consiste

Literatura en la calle es una iniciativa de promoción de la lectura que se propone acercar cuentos y poemas breves a los lectores, a través de aquellos espacios a los que la literatura no llega de forma habitual.

Queremos ponerlo muy fácil, llenando las calles de nuestra ciudad con puntos de acceso instantáneos a textos literarios para leer en movimiento, ya sea dando un paseo, tomando un café, mientras se espera a alguien, en la cola de la compra, en el autobús, junto a un probador de ropa, o en la peluquería.


Cómo funciona

La idea es sencilla: vamos a distribuir un montón de carteles con un código QR que la mayoría de los móviles actuales escanean en cuestión de segundos. El código permitirá descargar un texto en el teléfono de forma instantánea. Los archivos de descarga serán muy, muy ligeros, optimizados para la lectura y para la descarga en estos dispositivos.

Si tienes a mano un teléfono, prueba a escanear el código que se muestra a continuación. También puedes hacer clic sobre él para echar un vistazo a un texto de muestra desde la pantalla del ordenador. La página que se abrirá tendrá un aspecto muy sencillo, pero ten en cuenta que los textos definitivos no estarán accesibles con enlaces a través de esta web. ¡El objetivo es leerlos en la calle, no en casa!


Este es el boceto de uno de los carteles que ilustrarán el proyecto. Como puedes observar, en él no se indica el título del texto ni del autor al que dirige el código. El motivo principal es lúdico: el texto que obtendremos en nuestra pantalla siempre tendrá un componente sorpresa. Los autores que queremos invitar a esta iniciativa no forman parte de los circuitos literarios más comerciales, por lo que los llevamos a la calle para que, en cierto modo, sorprendan y sean descubiertos.

Existe también otra razón de orden práctico: no marcamos los códigos con los detalles de autores y textos, para que sea posible cambiar de forma periódica los relatos y los poemas que se descargarán a partir de ellos. De ese modo, un cartel puede permanecer expuesto en un establecimiento durante un período prolongado, y su contenido será renovado cada mes.